¡Qué bonito el otoño!

¿Os ha pasado alguna vez que cuando os vestís de un determinado  color os sentís de forma diferente? Como cuando nos ponemos un pintalabios rojo para sentirnos más sexys o un LBD para ir más sobrias a un evento y acertar seguro. Eso me ha pasado a mi con este vestido de Mango, se dice que el amarillo te da energía y yo necesito mucha de cara a este invierno. En Londres el frío empieza a asomarse y ya es tiempo de sacar los abrigos del armario, por eso aprovecho los últimos días para llevar todos mis vestidos veraniegos.
Lo único que me consuela es mi futuro viaje a Marruecos, ¡me voy en noviembre!. Viajaré con mi madre a Marrakech, el desierto y Fez, no os imagináis las ganas que tengo. De viajar y de poder enseñar las piernas por última vez este año. 
Si tenéis alguna recomendación dejádmela por aquí porfa que todavía tengo el plan muy abierto.

Dress: Mango
Shoes: Zara








0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Bloomer

Translate