The city of love


Tenía muchísimas ganas de compartir con vosotros este post, ya que este fin de semana me han dicho que en 14 días me voy a Paris y no puedo estar más ilusionada.
Me encanta viajar, meterme de lleno en una cultura diferente, y que mejor ciudad que Paris para mí, una de las principales capitales de la moda desde el siglo XVIII.
Estoy deseando recorrer sus calles y salpicarme de ese característico estilo parisino, esa elegancia clásica e impecable que transmiten a cada paso. No me pasa el tiempo para perderme en uno los muchos mercadillos que encontraré en mi camino.
Y sobretodo tengo muchísimas ganas de compartirlo todo con vosotros, captando cada momento.
He seleccionado algunas escenas que resumen lo que es para mí esta ciudad así como ese estilo que tanto anhelo. 
Un millón de besitos amores, espero que os guste. 













7 comentarios:

  1. Seguro que lo vas a disfrutar un montón y vas a exprimir cada momento al máximo!
    Tiene que ser una ciudad preciosa!
    Me han encantado las fotos
    Y ahora a prepararlo todo!

    Un beso :)
    http://www.coco-smile.com/

    ResponderEliminar
  2. Cómo me gusta París. Disfruta mucho y danos mucha envidia a través de Instagram! jaja.
    A ver si nos volvemos a ver pronto.
    Un beso.

    me-andmybag

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Haven't visited before, but have to go cos I hear a lot of good things about the place. Lovely post! :-)

    missymayification.blogspot.co.uk

    ResponderEliminar
  5. Pues guapa disfrutala mucho, para mi es una de las ciudades más bonitas. Ya nos contarás a la vuelta. Besos :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola guapa! He visto tu blog y me parece muy interesante, me gusta mucho. Paris es precioso disfrutalo. Te invito a que visites el mío www.lauriloris.com. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  7. ooooh adoro Paris! mi ciudad favorita! disfruta muchisimo!!!

    xx

    is

    www.un-likely.com

    ResponderEliminar

 

Bloomer

Translate